Derechos Humanos: Los problemas que continúan pendientes

José Zalaquett

José Zalaquett

Jefe de Proyecto at MOOC Chile
Jefe de Proyecto. Abogado, Universidad de Chile. Doctor Honoris Causa, por las Universidades de Notre Dame y City University of New York.
José Zalaquett

Latest posts by José Zalaquett (see all)

    Desde hace 25 años, luego de 17 años de dictadura militar, Chile es gobernado por civiles libremente elegidos. Respecto de las violaciones de los derechos humanos cometidas por la dictadura, se han tomado medidas de verdad, conmemoración, reconocimiento, reparaciones y justicia. El progreso ha sido gradual y sin retrocesos, aunque con periodos de estancamiento.

    En las encuestas, derechos humanos no figura como tema de gran preocupación pública salvo en períodos de algún escándalo. Hoy vivimos uno de esos momentos. El incidente que causó conmoción pública fue la confesión de un conscripto presente en el llamado “caso quemados”, de 1986. Éste declaró que Rodrigo Rojas, quien falleció, y Carmen Gloria Quintana, quien resultó gravemente desfigurada, no se inflamaron accidentalmente sino que fueron rociados con combustible y quemados vivos por el teniente a cargo. Agregó que hablaba por un mandato de conciencia. Un segundo conscripto que también participó en los hechos, ratificó lo narrado por su compañero.

    Frente a estas revelaciones se ha planteado lo siguiente:

    1. ¿No sería necesario levantar el embargo decretado legalmente por 50 años, sobre las declaraciones de las víctimas que testificaron ante la Comisión sobre Prisión Política y Tortura (llamada Comisión Valech)? La respuesta es que tal reserva se estableció en favor de la privacidad de las víctimas, no para beneficiar a los victimarios. Las víctimas son libres para declarar revelar ante los tribunales o donde quieran y en su mayoría lo han hecho. Por lo demás, tales declaraciones no revelan mayores datos sobre perpetradores. Sobre esta base, se ha postulado que una solución consistiría en que alguna autoridad (un juez, por ejemplo) examine dicha documentación y remita los tribunales la información sobre perpetradores que pudiere haber.

    2. ¿Deberían los militares responsables por graves violaciones de los derechos humanos ser degradados? Ante esto se recuerda que la degradación es una pena y que en un Estado de derecho sólo corresponde a los tribunales imponer penas, luego de un juicio justo.

    3. ¿Qué medidas aplicar para romper lo que se ha denominado un “pacto de silencio” entre los militares? En mi opinión, un pacto supone un acuerdo entre iguales. En cambio, en este caso y en muchos otros se dio una orden superior de guardar silencio o entregar una versión falsa. También recuerdo que el año 2003 el entonces Presidente Lagos propuso otorgar inmunidad a quienes no habían cometido crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra, a cambio de revelar la verdad de lo ocurrido, so pena de sanción si no lo hicieren. Tal medida se basaba en que no todos cometieron crímenes contra la humanidad, sin perjuicio de que hayan tenido participación en un hecho delictivo. Sin embargo, la medida fue vetada por sectores políticos del propio gobierno.

    En todo caso, cabe insistir en que el estándar en materia de las violaciones de derechos humanos del pasado, es hacer todo lo humanamente posible por esclarecerlas, juzgarlas y repararlas.

    2 thoughts on “Derechos Humanos: Los problemas que continúan pendientes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *
    *
    Website